Ruth y Germán

“Un día decidí inscribirme en esta página que me llamo la atención, sin mucha expectativa, esto fue diría, Octubre de 2008. No creía que conocer a alguien por cita virtual llegaría a ser algo serio, pero de pronto un día me llego un mensaje privado de German. Entre a su perfil para mirar sus fotos y gustos, debo confesar que no llamo mucho mi atención. Al principio no le contesté, pero pasaron los días y siguieron llegando mensajes de él. Hasta que un día decidí responder. Hablamos casi 3 meses, hasta que decidimos conocernos personalmente.

En Enero de 2009, tuvimos nuestra primera cita. Fuimos al cine y a cenar, vimos la peli “El curioso Caso de Benjamin Button”, (él ya la había visto pero fue un caballero y volvió a verla conmigo). Cenamos comida árabe, nos reímos muuucho y pasamos una hermosa primera cita, la cual termino en la puerta de casa, con un beso muy romántico.

Desde ese día, comenzamos a hablar a diario, nos veíamos fines de semana, compartimos salidas con amigos y nos volvimos casi inseparables. En febrero sufrí la pérdida de un gran amigo, marido de una de mis mejores amigas, Ger siempre estuvo presente, apoyándome y sin pensarlo compartiendo con mí amiga que necesitaba tanto consuelo, casi tardes enteras y noches.

Con el paso del tiempo nos dábamos cuenta que teníamos mucho en común, que soñábamos con las mismas cosas como viajar y ser felices. Pasado los 6 meses decidimos vivir juntos, él se mudó a casa y de a poco empezamos a cambiar nuestra historia, siempre rodeados de amigos y gente querida, a la cual les llamaba y sigue llamando la atención de qué manera nos conocimos y decidimos apostar a esta relación.

Luego de 1 año de noviazgo, en una charla le comenté que mi sueño era casarme vestida de blanco, rodeada de familia y con una hermosa fiesta para nunca olvidar ese día…el me escucho atento y dijo: VAMOS A CASARNOS! ASI CON TODO, ORGANICEMOS! Me alegro tanto escucharlo decir eso, sentía que era un paso muy importante y que los 2 sentíamos con fuerza este amor! Casi 2 años organizamos a pulmón y con muchas ganas para que ese día, quede grabado en nuestra memoria y corazón.

En noviembre de 2010 algo inesperado, pero también tan deseado nos cambió la vida y los planes para siempre. Nos enteramos que seriamos padres y todavía seguíamos organizando la boda!!

En julio de 2011 recibimos el primer regalo de la vida, nació nuestra primera hija y sin más, en septiembre del mismo año nos casamos sabiendo que era para toda la vida.

Pasamos momentos buenos y malos que afrontamos siempre juntos, apoyándonos e inseparables. Este año (2016) cumplimos 5 años de casados, nuestra bodas de madera! y con otro hermoso regalo de la vida en camino, nuestra segunda hija!

Más que felices, agradecidos con la vida y el amor, nuestra historia continua….Gracias Zonacitas por juntar nuestros caminos, queremos que esta historia de amor inspire a muchos que andan en busca del amor, que a veces de la manera menos pensada puede aparecer aquella persona que quiera caminar junto a ti y escribir juntos una hermosa historia de amor!!!

Ruth Cabrera34 años

¿Se conocieron en Zonacitas?

Queremos conocer aquellas parejas que se hayan conocido en Zonacitas.

¡Contanos tu historia de Amor. Animate a compartirla!​​

Tenemos un obsequio para ustedes.​​

Escribinos!lorem ipsum dolor

Natalia y Daniel​ Hola mi nombre es Natalia Scotto, tengo 33 años . En él 2009 me divorcie después de 10 años[…]Leer mas Elizabeth y DiegoPor medio de estas líneas queremos contar nuestra historia.Nosotros la sentimos muy especial ya que yo vivo en Tucumán y[…]Leer mas Magalí y GastónEl 28 de diciembre de 2013 me tiré por primera vez en paracaídas y contándole la experiencia a uno de[…]Leer mas 

Dejá tu comentario

3 comentarios

  1. Emilia

    Muy lindo! Pero yo soy una mujer de casí 60 años, los de las historias son jóvenes!!! En fin..no perdamos las esperanzas!

    • sergio mario venier

      No perder las esperanzas, uno no sabe que puede pasar en el futuro, ser optimista ayuda a vivir.-Atte. Serio Mario

  2. María Eugenia Calí

    Mi zona cita fue en la placita enfrente de mi casa. El era un muchacho de 27 años y yo tenía 30. Me gustó su bohemía. Recuerdo que me fui a mostrarle mis poesías. Luego fuimos a tomar un helado y nos fuimos caminando hasta la plaza San Martín. A la vuelta comenzó a llover y me dio la mano. Me dijo que fuera los días viernes en donde él estaba trabajando para charlar porque se sentía solo. Esa noche al despedirnos se volvió y casi me dio un beso y luego salió corriendo. Pasaron dos días y me llamó por teléfono. Quedamos de encontrarnos en un cafe. Esa noche volvimos de novios. Y entró por primera vez a mi casa. fue un 24 de febrero.